Comprar o alquilar

España tradicionalmente es un país donde se ha apostado por la adquisición de una vivienda. Las prioridades vitales de cada persona y sus circunstancias hacen que se decante por una opción u otra.

La burbuja del alquiler

El mercado inmobiliario nacional ha oscilado mucho tras la crisis. Éste mercado se basa en dos transacciones, la venta y el alquiler. El alquiler ha ganado mucho terreno en los últimos años y hemos llegado a un punto en el que la demanda de alquiler es mucho mayor que la oferta y las cuotas ya empiezan a superar las de la hipoteca. 

La irrupción de plataformas de alquiler turístico han hecho que la burbuja no deje de inflarse. Los centros de las ciudades tienen precios prohibitivos a la hora de acceder a un alquiler razonable. 

La escasez de inmuebles en alquiler y los precios elevados, sumado a la cultura en este país de tener un piso en propiedad, hacen de que nuevo empecemos a ver más compradores.

Después de la crisis, casi un 70% de los menores de 35 años emancipados viven de alquiler. Para buscar las razones hay que ir a la crisis o burbuja inmobiliaria. Tras ella muchas personas vieron en el alquiler una operación más dinámica, es decir podían alquilar una vivienda por 800 euros, si le iba bien podían cambiarse a una de 1.000 euros, o si les iba peor cambiar de nuevo a una de 600. 

 

La influencia de los pisos turísticos en el alquiler de larga duración y la subida de precios

La inversión en vivienda turística ha crecido exponencialmente. Es simple, los propietarios de pisos céntricos principalmente se han dado cuenta que les es más rentable alquiler su inmueble por 90 euros la noche que hacerlo por 900 euros al mes.

Las zonas menos turísticas o barrios sin embargo han sido más constantes aunque recientemente se han visto afectadas por la corriente de la vivienda turística. 

Es un buen momento para adquirir un piso o una casa

Según fuentes consultadas el aumento de la vivienda está entre un 2% y un 4% y la tendencia es al alza. Debido a los niveles que están alcanzando los precios del alquiler. 

¿Compras o alquilas?

Por varias razones deberías plantearte la opción de comprar pero antes hacerte algunas preguntas. 

¿Pago esta cuota de alquiler?

¿Me puedo permitir esta hipoteca?

Siempre hemos pensado que al final un alquiler no es rentable a la larga, imagínate que llevas 5 años de alquiler, ahora imagínate que llevas 5 años pagando una hipoteca accesible, ¿ves la diferencia?

Una vez que el inmueble es tuyo también puedes cambiar, dependiendo de las razones… Crecimiento de la familia, falta de espacio, mejorar la zona y siempre, siempre podrás alquilar ese inmueble a un tercero y así asumir esa hipoteca. 

Claves antes de comprar

Ponerte en manos de profesionales que te ayudan en tu búsqueda de la casa ideal. El sector de la compra ofrece inmensas oportunidades en la actualidad y encontrar a la agencia que te asesore y te acompañe en el proceso es esencial.

Granatte trabaja en equipo en Grupo Inmobiliario de Granada, un portal con la mejor oferta de Granada y Provincia. Inmuebles de todo tipo y precio, algo que seguro ye ayudará en esa búsqueda. 

Tu dinero se invierte en conseguir un bien. Una de las principales ventajas de comprar frente a alquilar reside en que al pagar una hipoteca estarás destinando el dinero a la adquisición de un bien. En cambio, al abonar un arrendamiento solo lo destinaras a su uso. 

Subida del alquiler en 2019

La subida del alquiler ha llegado a máximos históricos en las ciudades españolas este año. A pesar de la leve bajada que notamos a mediados de 2018, el año cerró con subidas de alquiler superiores a los de 2017. 

2018 tuvo un incremento del 18,4% frente al 9,3 de 2017. El precio del metro cuadrado pasó de 9,7 euros mes por m2 hasta un 11,1 euros por m2. 

Y no solo en las grandes ciudades, no nos dejemos engañar. Burgos fue en 2018 la provincia que más ha subido el alquiler con un 12,7%, le sigue de cerca Guadalajara con un 10,4%, A Coruña con un 9,6, Lugo con un 9,5, Pamplona y Toledo con un 9% de subida. 

 

 

Instagram

Llámanos