pixel de facebook

Invertir en propiedades de lujo es más seguro que la bolsa. Tanto si se desea alquilar como vender (aprovechando una subida de precios a medio y largo plazo), la seguridad que aporta esta inversión es indudable. Además, está de moda comprar una vivienda de estas características. Te contamos los detalles al respecto. 

La inversión en viviendas de lujo, una tendencia al alza

La vivienda de lujo sigue en pleno auge. En algunas zonas de España, el retorno de la inversión al vender el inmueble llega al 20 %. Gran porcentaje, teniendo en cuenta el actual contexto económico: baja rentabilidad de los depósitos, tipos de interés en mínimos históricos y con los mercados internacionales sumidos en una gran volatilidad. 

Las estimaciones realizadas por diferentes casas de analistas apuntan, además, a un crecimiento de precios del 5 % anual. Estas previsiones, sus elevados retornos y la gran seguridad de estas operaciones han convertido la inversión en vivienda de lujo en las favoritas no solo de grandes fondos, sino de inversores que antes invertían en otro tipo de viviendas o activos. 

Ante la inquietud económica generada por el Brexit y el coronavirus, la inversión en un inmueble de lujo está considerada como un activo refugio. Y no es para menos, puesto que las fluctuaciones extremas de las bolsas hace inviable la idea de invertir grandes sumas de capital en el mercado de acciones.

¿Comprar una vivienda de lujo para alquilar o para vender?

Ambas opciones siguen siendo rentables hoy en día. No obstante, debes tener en cuenta que, en el actual contexto inmobiliario, con una evolución alcista en los precios, estas viviendas están más expuestas al incremento de la rentabilidad, si las comparamos con las viviendas medias. 

Con la subida actual y con la prevista, los inversores pueden sacar una rentabilidad del 15 al 20 %; además, de una manera totalmente segura. Y esto en el caso de que deseemos vender el inmueble, porque alquilar es una opción para tener muy en cuenta. No obstante, lo ideal es adquirir el inmueble, alquilarlo y venderlo posteriormente. 

La compra y la venta: cuál es el mejor momento para cerrar una transacción y sacar beneficio

Como toda inversión, las principales incertidumbres son las referidas a cuándo realizar la compra y cuándo vender. La rentabilidad del inmueble dependerá de diferentes factores, como el stock existente de este tipo de vivienda, primero en la zona escogida y, posteriormente, en la propia localidad o ciudad. 

La rentabilidad económica dependerá también de la situación macroeconómica. Eso sí, cabe destacar que este tipo de inversión suele ser rentable en la mayoría de las transacciones, ya que la vivienda de lujo es un activo muy líquido y que está menos expuesto a los problemas económicos.

Para maximizar la ganancia de la inversión, se recomienda que el comprador estudie la tendencia de los últimos años, consulte las previsiones más destacadas y analice el comportamiento de los precios en el área geográfica que se sitúa el inmueble.

¿Y qué ocurre con los objetivos en la inversión de un inmueble?

Seguro que al comprar una vivienda de lujo e invertir en ella has pensado en los objetivos de tu inversión. Tendrás en mente el tiempo necesario para recuperar la inversión, tus previsiones, necesidades de capital, etc. Para lograr maximizar los beneficios, tendrás que tener claro el retorno que deseas. Hay inversores que se conforman con una rentabilidad discreta, mientras otros desean retornos más espectaculares. Independientemente del caso, se tiene que considerar en todo momento el futuro de la zona y la propiedad a la hora de ejecutar la adquisición.

 

Invertir en propiedades de lujo es una gran alternativa para momentos de gran volatilidad en las bolsas. Es una inversión más rentable y segura, que además no está tan expuesta al ciclo económico.

 

Imagen por Pexels de Pixabay

Llámanos