pixel de facebook

La venta de un piso desde luego no es una carrera de cien metros lisos, es más bien lo contrario, una carrera de fondo donde hay que sobre llevar muchísimas cuestiones. Casi todas las inmobiliarias prometen ventas rápidas y de forma sensacionalista, aquí en Granatte nos tomamos muy en serio nuestro trabajo, el mercado real y las necesidades de vendedor y comprador.

Los errores más comunes a la hora de vender suelen penalizar al inmueble, ‘quemarlo antes de tiempo’ hace que su valor se cuestione, os contamos cómo hacerlo.

Vender piso

Hazlo con profesionales, vender un piso por tu cuenta puede suponer un sobre esfuerzo. Algunos propietarios consideran que hacerlo a su manera es lo mejor, el mercado ha cambiado y mucho. Hacerlo a través de profesionales es lo adecuado, no pretendemos vender la idea de que lo hagas con nosotros.

Los Agentes Inmobiliarios invertimos en Marketing y en Publicidad y mucho, lo hacemos con un planning de trabajo para acelerar los procesos. Si tu plan es vender tu piso en distintas plataformas sin promocionarlo para llegar al público adecuado siempre irás tarde.

Con el cartel no basta. Es curioso como cambia la historia, hace años ponías un cartel en tu ventana y llovían llamadas. El mercado y los hábitos del buscador también han mutado, el modelo online es más cómodo para las cervicales y en un momento encuentran diversas opciones.

Piso en venta

El precio. Lo hemos dejado para el tercer punto aunque todos sabemos que es la clave. ¿Cómo tasar tu inmueble? No basta con hablar con la vecina de abajo que lo ha puesto a la venta, esto no va así. Tasar por el valor real requiere de conocimientos y herramientas que los profesionales sí tenemos. Hay propietarios que tras meses y meses de chocar con la realidad han variado tanto de precio, sobre todo a la baja, que los realmente interesados se frotan las manos, no deprecies y confía en expertos. Poner un precio excesivo es un error gravísimo: el comprador actual está muy bien informado.

Los defectos. Está claro que los pequeños defectos sirven para una cosa: el comprador hará una oferta a la baja. Luego hay otras opciones similares, esas reformas tan personales. Los gustos de los posibles compradores harán que quizá pierdan interés, si decides reformar pide presupuesto a personas que sepan de que va esto. Se trata de poner en valor tu piso, no lo contrario.

Invertir para ganar. En Granatte lo tenemos claro, antes de poner a la venta una casa siempre hace falta una pequeña inversión. Hay casos y caso pero todos sabemos que la mayoría de las veces hay mucho que arreglar. Olvidemos grifos que gotean, ventanas que no cierran, persianas rotas o puertas que hacen ruido. Una visita al fontanero o al pintos cuesta 300 euros, lo que seguramente evitará una oferta a la baja de 300 euros menos.

Instagram

Llámanos