pixel de facebook

La tasación de vivienda es aquella operación mediante la cual un experto determina su precio exacto de mercado. Es importante tasar los inmuebles antes de iniciar el proceso de compra venta, porque gracias a la tasación sabrás:

- Cuánto vale exactamente la casa,

- por tanto, qué horquilla de precios puedes manejar

- y, en su caso, si existen acciones que permitan su revalorización (reformas, instalaciones, decoración…).

En definitiva, solo si tasas la finca antes de comprarla o venderla sabrás si estás pidiendo o pagando un precio justo. De este modo, garantizarás la rentabilidad de la inversión o, en su caso, conseguirás adecuar la vivienda para sacarle el máximo partido. Pero, ¿cómo se hace una tasación?

En qué consiste una tasación de vivienda

Lo primero que debes saber es que el tasador debe ser un especialista en el sector inmobiliario. Existen varios perfiles que pueden desarrollar esta función, incluyendo: agentes inmobiliarios, peritos del banco y tasadores independientes.

Evidentemente, un tasador de parte siempre inclinará la balanza del lado de su cliente. Por eso, es importante obtener una tasación técnica y objetiva. En este sentido, los especialistas más recomendables son los agentes de la propiedad inmobiliaria colegiados. Estos especialistas utilizan criterios objetivos y conocen perfectamente el mercado, de modo que pueden ofrecer cifras realistas y condicionar las eventuales tasaciones posteriores.

El técnico se desplazará al inmueble para realizar una valoración, que tendrá en cuenta elementos como:

- Precio por metro cuadrado en el entorno.

- Servicios de la zona y previsiones de planificación urbanística.

- Dimensiones de la vivienda y estado de las instalaciones.

- Conservación del inmueble y materiales empleados en su edificación.

- Antigüedad de la finca y, en su caso, singularidad de la construcción.

- Otros factores de interés.

Como ves, los criterios que siguen los técnicos colegiados son muchos y muy diversos. Además, durante la visita no se limitarán a examinar tu casa, sino que realizarán fotografías, tomarán medidas, elaborarán planos… Aunque pueda parecer que estas operaciones encarecerán la tasación, lo cierto es que el resultado final compensará ampliamente sus costes.

El último paso de la tasación consiste en contrastar la información registral de la vivienda y algunas ofertas de compraventas reales. También se deberá verificar la situación jurídica del inmueble.

Tras esta exhaustiva auditoría, el tasador te dirá cuánto vale tu vivienda exactamente. Pero, ¿cuáles son los beneficios de tasar tu casa?

Por qué tasar tu casa y en qué afecta

Las tasaciones homologadas son vinculantes para las entidades bancarias. Esto significa que al tasar tu casa podrás ajustar las condiciones crediticias a las circunstancias reales y objetivas de la transacción.

En caso de que no tengas que acceder al circuito de crédito, una tasación todavía presenta importantes beneficios. Como hemos indicado al principio, al ofrecerte un valor real podrás ajustar el precio de la compraventa.

Además, la valoración de la vivienda se elabora conforme a criterios objetivos, por lo que podrás elaborar un proyecto de reforma o reacondicionamiento que te permita elevar el valor del inmueble antes de su compraventa.

En definitiva, con las tasaciones en Granada accederás a unas mejores condiciones de negociación, evitarás fraudes e incluso lograrás mejorar su rentabilidad.

Aprovecha las ventajas de una tasación

Como ves, acudir a una compraventa de vivienda sin realizar una tasación previa es ir a ciegas. Así que deberes buscar a un especialista en propiedad inmobiliaria antes siquiera de ponerle precio a tu piso o a la casa de tus sueños.

Antes de acceder a la inversión inmobiliaria, lo mejor es realizar una buena valoración. De modo que si lo que necesitas es una tasación para tu vivienda, siempre puedes contactar con nosotros. Te asegurarás de optimizar la transacción y evitar riesgos innecesarios.

 

Imagen por Wokandapix de Pixabay

Llámanos